8 de octubre de 2008

Servicio a la comunidad...

Amigo cibernautita:

Como un servicio a la comunidad, el equipo creativo-científico-informático de Hastaelfondodelzaguán se dio a la tarea de ver qué pedo con los navegadores de internet, y pues como seguramente ustedes ya saben mucho y nosotros no, pensamos que sería interesante compartir nuestra experiencia, nomás pa no vernos tan ignorantes y añadir nuestro granito de arena para tener una mejor sociedad.

Tons, como ya ustedes saben, pues la onda con los navegadores es saber qué tan cómodos son, fáciles de usar, intuitivos y demás cosas que un guevón que se la pase más de 8 horas conectado aprecia u odia de éstos.

Como ya mucho se ha dicho sobre las ventajas y desventajas de Explorer, Firefox y Chrome, sobre su interfaz gráfica y demás mamadas, decidimos orientar nuestro análisis a una de las actividades más importantes que los internautas realizan durante su estancia en la red y de la que aún nadie ha explorado en cuanto a sencillez de navegación: buscar, ver y bajar pornografía.

Elegimos una página porno al azar, de esas que presentan algunos recuadros con enlaces a videos y en los cuales uno nomás tiene que dar click para pasar horas y horas de sana diversión.

Aquí, los dos primeros puntos de nuestro análisis:

1.- Al navegar en esta página, que por alguna razón extraña estaba en mis favoritos, encontramos que Firefox y Chrome, a diferencia de Explorer, abren una pestaña nueva y no una ventana nueva para ver a la vieja la página seleccionada.

Esto, aunque lo parezca, no es cualquier cosa, pues si estás en el trabajo tratando de desestresarte un rato, es muy peligroso que se abra una ventana nueva mostrando unas nalgototas o una mazacuata a toda pantalla, lo que cualquiera podrá notar, en particular tu jefe. Así que en este punto, Firefox y Chrome llevan ventaja.

2.- De acuerdo con nuestros estudios, cuando uno busca pornografía en internet lo hace bajo dos principios básicos: discreción y rapidez.

Así, encontramos que Chrome es el que mejor se adapta a estos principios, pues al dar click en alguno de los videos baja con mayor rapidez que los otros navegadores y además da la opción al usuario de abrir el video cuando lo desee, al mantener una discreta ventana en la parte inferior izquierda. Un 10 a la discreción.




Por su parte, Firefox es el menos indicado para andar chaqueteando en la red en cuanto a discreción se refiere, pues no solo es más lenta su descarga, sino que abre una ventana de diálogo que estorba completamente la visión de las partes importantes en pantalla. Esto significa tiempo valioso que se traduce en mortificación innecesaria para el usuario. Un 5 en rapidez.



Explorer, como ya dijimos, abre una ventana nueva para ir al enlace y, al dar click al video, abre automáticamente el reproductor, lo que quita al usuario control sobre su navegación. Además, esto implica tener tres pantallas al mismo tiempo, todas llenas de escenas poco aptas para tu seguridad laboral. 5 en discreción.



Continuará…

3 comentarios:

yo dijo...

very interesting...

Mi Otro Yo dijo...

Yo también soy MI OTRO YO... jajaja qué chido

Saludos desde acá!

Mi Otro Yo dijo...

Si mi otro yo es complicado; saber que existen 2 mi otros yo, pero uno tuyo y otro mio, es mucho más

ja!
Saluuuudos